Buscar en fisioEducación

  • Marcel Bienfait dice en la introducción de su libro “Bases elementales técnicas de la terapia manual y de la osteopatía” (Ed. Paidotribo, 1996):

    No me incluyo en la corriente de los nuevos profesionales que ya no quieren denominarse fisioterapeutas sino osteópatas. Tampoco les critico, pero no considero que la osteopatía sea la panacea que prometen, no creo que sea una medicina integral. Hoy en día son muchos los que utilizan como adorno el título de doctor en osteopatía, que no existe. Seamos razonables, no nos avergoncemos de seguir siendo fisioterapeutas que utilizan en su práctica la osteopatía.

    Este pensamiento refleja tan fiel como sucintamente nuestra opinión sobre la relación que ha sido establecida entre la Fisioterapia y la Osteopatía en nuestro país  por algunos colegas.  Definitivamente la Osteopatía no tiene marco legal en  España y declararse osteópata no es sino un engaño. Es más, los que nos hemos formado en cursos que se denominaban de Osteopatía o Fisioterapia Manual Osteopática tampoco podemos denominarnos “fisioterapeutas osteópatas” como puede  hacer, estableciendo una analogía, un médico hematólogo o traumatólogo. La Fisioterapia no tiene reconocidas, esperemos que no por mucho tiempo, especialidades. Todo lo más podemos decirnos expertos o especialistas de algo añadiendo que como titulación propia de una universidad, no siendo tampoco títulos oficiales. Evidentemente cualquier otra pretendida titulación obtenida en academias  y centros de formación varios no habilita para el ejercicio de profesión alguna si no tienen, como es el caso de todas las terapias manuales y naturales, carácter oficial.

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.
Continuando la navegación, aceptas su uso.